«Damos una segunda vida a cada botella de vidrio»

Cómo empezó todo…

Glasbi nace una noche de verano en una cena con amigos, una buena comida y un buen vino. Esa noche teníamos claro que de esa botella tenía que salir algo único y conseguimos que fuese la primera de muchas en tener una segunda vida. Creemos que una botella de vidrio tiene un potencial mucho mayor que acabar en la basura. 

¿Sabías que reutilizar es más sostenible que reciclar? ¿Cómo? A través de la técnica de Upcycling, aprovechando materiales reciclables para reutilizarlos, creando un mayor valor que el que tenía el material original.

Glasbi se apoya en esta técnica e impulsa un negocio sostenible, generando un impacto positivo en la sociedad y en el medio ambiente, promocionando la reutilización de residuos que generamos y ayudando a su gestión de forma eficiente.

 

¿Cómo lo hacemos?

Recogemos las botellas que tiran los restaurantes, las sometemos a un estricto proceso de limpieza, las cortamos, pulimos y abrillantamos a mano. El resultado final son unos vasos únicos y exclusivos producidos a raíz de una botella de vidrio. 

  • ÚNICO Y RESPONSABLE: Fabricamos productos originales mientras ofrecemos soluciones a uno de los mayores problemas de la vida cotidiana, la gestión de residuos.
  • SIGNIFICATIVO: Cada botella tiene su propia historia y cada producto nace de un consumo motivado por una situación memorable.
  • COOPERATIVO: Para su obtención es necesario el compromiso y el apoyo de los distintos negocios hosteleros con los que colaboramos y que son pieza clave en el proceso de fabricación.